consejos-de-nutricion

Dietas y Nutrición

Iniciar una dieta siempre es tiene su punto de complejidad principalmente porque antes debemos decidir qué tipo de dieta queremos seguir. Es una realidad que hay mucha variedad y tipos de dietas, unas más rígidas, otras que funcionan a una velocidad que no te imaginabas y que puedes ver resultados casi inmediatos pero, ¿estamos seguros que las “dietas milagro” son la ideales?

¿Cómo puede afectar este tipo de dietas a la salud?

Los tipos de dieta que eliminan completamente los carbohidratos y los niveles de proteína son demasiados altos para el consumo diario de cada persona, pueden alterar el funcionamiento renal y hepático, además de no ayuda a regular el metabolismo que es una de las partes más importantes dentro de los cambios de hábitos dietéticos, ya que a largo plazo puede generar inflamación crónica en nuestro organismo.

Algunos laboratorios como Pronokal o Ysonut, llevan a cabo planes dietéticos que se han de seguir por diferentes fases. Estos planes siempre irán acompañados de un seguimiento médico o de un profesional de la salud, sobretodo para vigilar que haya un consumo de los principales macronutrientes y mironutrientes indespensables.

¿Por cuánto tiempo se pueden llevar a cabo este tipo de dietas?

Inicialmente, si hablamos de dietas por medio de fases, lo que se busca en las primeras etapas es entrar en cetosis, esto quiere decir sacar energía para las funciones básicas corporales por medio de las grasas y no del azúcar ingerido en dieta, entrar en cetosis para nuestro cuerpo no es sencillo ya que a la mínima ingesta de carbohidratos simples, se perderá todo lo anterior.

Normalmente esta fase suele durar entre 2-3 semanas, en las cuales se recomiendo acudir a suplementos como electrolitos y micronutrientes .
¿Es sano eliminar alimentos y sustituirlos por proteínas exclusivamente?

Es relativo, realmente lo poco saludable en nuestra dieta es la cantidad de azúcar que consideramos como “normal” y que la industria alimentaria se encarga de fomentarlo.

Incluyendo alimentos que tienen en sí mismos azúcar, alimentos como los carbohidratos simples tales como pasta, pan, arroz blanco, además de  la bollería industrial que contiene grasas transgénicas y que a largo plazo generan consecuencias irreparables en nuestro organismo.

Sustituirlo por proteína exclusivamente no es lo adecuado, lo recomendable es la combinación de carbohidratos complejos como por ejemplo, avena, quinua, vegetales verdes como brócoli, acelgas, espinacas, entre otros y acompañarlos de una proteína de calidad como los son: huevos, pollo de corral o pescado (preferiblemente azul que además contiene omega 3), estas proteínas son grasas de calidad que ayudarán a mantenernos más tiempo saciado y a controlar los niveles de insulina. Esto beneficiará al equilibrio de nuestro metabolismo principalmente.

¿Esta dieta es apta para cualquier persona o debería hacer una analítica previa para conocer diferentes patologías?

Previo a cualquier tratamiento dietético guiado por un profesional de la salud, siempre se recomienda realizar una analítica, donde es importante valorar función hepática, función renal, tiroidea, incluso en algunos casos niveles de cortisol, hormonas masculinas y femeninas también.

En principio si los cambios dietéticos son aconsejados por un profesional idóneo se pueden realizar a cualquier edad.

¿Por qué se produce un efecto rebote?

Al realizar dietas, del tipo que sean (calóricas, cetosicas, etc.) por un determinado tiempo, en el cual se consigue una perdida de peso rápida pero no constante en el tiempo, siempre tendremos un efecto rebote ya que no se modifican cambios dietéticos.

Es como si tuvieras un sueldo calórico y de un momento a otro le bajas ese salario a tu cuerpo, al principio renegará pero se terminará acostumbrando, bajará de peso y se estancará y no podrás seguir disminuyendo más los kilos extras.

Lo recomendable, más que un régimen dietético, es equilibrar el metabolismo por medio de la calidad de alimentos que le aportas a tu organismo así, no solo bajarás de peso, si no que además mejorará tu estado anímico y energético.

¿Qué pasa cuándo se vuelve a comer con normalidad?

En los casos en los que después de determinados regímenes dietéticos no existen cambios en sus hábitos alimenticios, es muy probable que a largo plazo aumente de peso de nuevo, ya que no se han modificado conductas previas, por lo tanto las personas suelen volver a sus antiguos hábitos.

Hay estudios que demuestran la adicción de nuestro cerebro al azúcar, esto se debe a que estimula 8 veces más el centro de la ansiedad que otras sustancias psicoactivas. Desafortunadamente en el mundo actual estamos condicionados a repetir estos hábitos, la industria alimentaria actual ayuda a este hecho, en consecuencia, es muy fácil recaer a menos que se tome conciencia de ello y empecemos a pensar en cambiar nuestra forma de ver la alimentación.

Las “dietas milagro” es un similar a aplicar un parche, una tirita a un problema más grande.
Ese problema se llama metabolismo y es la real intención de valorar los alimentos que consumimos.

¿Por qué se pierde peso tan rápidamente?
En las dietas por fases se suele perder peso rápidamente, al entrar en fase de  cetosis, donde la base es un consumo de grasas buenas, proteína y escaso consumo de carbohidratos complejos,  tu cuerpo obtiene energía de las grasas y además los niveles de insulina se mantienen bajos, esto se traduce en perdida de peso y disminución del índice de masa grasa.

Por mi parte, no suelo recomendar cambios dietéticos iniciando con cetosis, estoy segura que los estudios comprueban que funciona pero en contrapartida yo sugiero valorar cada caso de manera individual ya que cada persona tiene unos requerimientos diferentes dependiendo de su estilo de vida y su actividad deportiva.

¿Cuál es la mejor opción para adelgazar de manera saludable?

No hay una formula mágica, ni un tipo de dieta standard que funcione para todo el mundo.

Si consideramos que la prioridad a la hora de generar un cambio en nuestros hábitos dietéticos es mejorar el metabolismo, nuestros niveles hormonales asociados como por ejemplo la insulina, esta hormona es la encargada de transportar el azúcar de la dieta a las células con reservas en hígado y músculo. Cuando estas células se saturan, empieza a hacer reserva en forma de triglicéridos en la célula grasa y esto se refleja en aumento de volumen en las principales zonas dando lugar a los típicos michelines que no nos gustan.

Por lo tanto, todos nuestros esfuerzos deben ir encaminados en disminuir los picos de insulina en nuestro cuerpo consumiendo otro tipo de alimentos, por ejemplo: carbohidratos complejos, avena, quinua, arroz integral, nueces, verduras verdes, aguacate, huevos, pescado azul, frutas de bajo indice glucémico , los frutos rojos por ejemplo.

¿Hace falta hacer ejercicio?
Sí, por supuesto. Siempre sugiero acompañar los tratamientos dietéticos con ejercicios, ya que ayuda a liberar endorfinas en nuestro cuerpo que nos darán sensación de bienestar y el ejercicio ayudará a reducir las reservas de grasa en el músculo.

Lo ideal es la combinación de actividad física tipo rutinas de cardio  y con ejercicios de fuerza con pesas.

¿Cuántos kilos se pueden adelgazar de forma saludable?

Siempre depende de cada persona y de sus objetivos, intentando llegar a un peso que sea acorde con su estatura y al índice de masa corporal correspondiente.

Tras perder peso ¿Hay que seguir una dieta determinada?

Mi sugerencia es cambiar nuestras formas de hábitos alimentarios, nuestra labor en la clínica es ayudar a que nuestros pacientes por medio de una alimentación que sea consciente y lo mas saludable posible libres de conservantes, de altos contenidos de azucares y de carbohidratos simples. Gracias a esta ingesta lograremos no solo mejorar su peso, si no ayudaremos prevenir enfermedades cardiovasculares, diabetes, síndromes metabólicos, entre otras.

¡Agenda una cita!
Agenda una visita gratuita a nuestra clínica, o escríbenos aquí tu mensage de WhatsApp...