proteccion-solar

Protección Solar

—¿Qué consecuencias tiene tomar el sol de forma inadecuada?

Estamos expuestos a la radiación UV de los rayos solares lo que podría provocar efectos a corto, mediano y largo plazo sin el uso correcto de la protección solar, como por ejemplo quemaduras en la piel de primer y/o segundo grado y que experimentamos con síntomas como enrojecimiento de la piel, sensación de escozor o dolor, sequedad de la piel, incluso en algunos casos inflamación y edema de la zona donde se produjo la quemadura por exposición solar, con el paso de los días dicho enrojecimiento se convierte en una pigmentación oscura que puede permanecer varias días incluso meses.

A mediano y largo plazo se producen, hiperpigmentaciones solares que comúnmente conocemos como “manchas”, estas suelen presentarse en el área facial com por ejemplo, la región bucal superior, las mejillas, y la frente. Otro tipo de pigmentación que solemos encontrar en la población mayor y que asociamos con exposición solar de largo tiempo de evolución son los lentigos, producidos por el fotodaño solar. Otros cambios que vemos reflejados en nuestra piel son afinamiento y adelgazamiento de la piel, pérdida de elasticidad debido a la elastosis solar que es la alteración de las fibras elásticas y colágeno de la dermis que, al dañarse, provocan flaccidez. También las marcas o cicatrices previas pueden pigmentarse más por efecto del sol.

—¿Qué podemos hacer para prevenir el daño solar?

Podemos prevenirlo por medio de la aplicación de protección solar a partir del factor 30, que impide el paso de los rayos solares. Actualmente hay diferentes presentaciones en el mercado tales como geles, cremas, spray que están hechas para los diferentes tipo de piel de cada persona y que además, hacen de su uso lo más cómodo posible a la hora de su aplicación. Se recomienda aplicarlo un rato antes de exponerse al sol, entre 20-30 minutos y aplicarlo bien extendido, repitiendo cada 2-3 h su aplicación en época de verano y en invierno al menos una o dos veces en la mañana. Sugerimos horarios en verano al ir a la playa o piscina donde evite la incidencia vertical de los rayos UV sobre la persona, que son alrededor de las 11:00 a 17:00 hs. Se recomienda si desea estar en la playa y disfrutar del sol antes de las 11:00 y después de las 17:00 siempre utilizando protección solar adecuada.

—¿Qué tratamientos tenemos al alcance hoy día para solucionar el problema de las manchas
solares?

Hay múltiples tratamientos que pueden mejorar las lesiones pigmentadas secundarias a la exposición solar. Lo primero ante todo es prevenir que no salgan o evitar que empeoren las ya existentes por medio del protector solar y su aplicación frecuente, en caso de ya tener algunas lesiones preexistentes existen diferentes tratamientos despigmentantes con productos con retinol, entre otros… además en época de invierno solemos realizar tratamientos complementarios como peelings químicos asociado a aplicación de vitaminas y acido hialurónico que nos ayudará a mejorar las estimulación de colágeno e hidratación de la piel. También se encuentran otros tratamientos como láser o IPL para disminuir lesiones pigmentadas y mejorar el aspecto de la piel.

—¿Cómo se aplica correctamente el protector solar? ¿Sobre qué zonas hay que incidir más con la
crema?

Se debe aplicar de forma homogénea en todas las áreas expuestas al sol, extendiéndolo bien sobre la cara, cuello, área corporal evitando que se acumule en algunas zonas y en otras capas muy finas e irregulares favoreciendo la aparición de pigmentaciones o bronceados irregulares sobre la piel.

—¿Es efectiva la foto protección oral?

La foto protección oral corresponde a diferentes complementos nutricionales basados en antioxidantes y vitaminas que contribuyen a la fotoprotección celular. Esto mejora la tolerancia a la radiación solar protegiendo la piel del daño celular oxidativo. Funciona como tratamiento complementario a la foto protección tópica pero no la sustituye.

—El factor 30 ó 50, ¿tiene distinta intensidad de protección? ¿O es una graduación del tiempo que protegen? ¿Es graduación de intensidad o de duración?

El SPF (factor de protección solar) nos habla del tiempo de protección que ofrece un producto. Por ejemplo, si a tu piel le toma unos 20 -30 minutos para reaccionar al sol sin protección, el SPF 15 en teoría te protegería 15 veces más, es decir cinco horas.

—¿Cuándo se recomienda aplicar la protección?

En verano durante la rutina diaria se recomienda aplicación todos los días en la mañana antes de salir de casa y un recordatorio al medio día y media tarde. Si nos encontramos en la playa tomando el sol, se sugiere igual que el anterior, antes de salir de casa y seguir aplicándolo cada 2-3 h En invierno con una sola aplicación l día es suficiente.

—¿Cuáles son las pautas para tomar el sol de forma saludable y segura?
 Evitar exposición solar durante las horas de radiación más intensa.
 Utilizar ropa adecuada, gorro, gafas.
 Utilizar foto protección tanto tópica como oral.

—¿Con los protectores solares se asimila la vitamina D?

El uso de protección solar a diario no impide la síntesis de vitamina D necesaria en la piel. Se ha demostrado que no reduce significativamente los niveles de vitamina D, ya que la vitamina no solo se encuentra en la radiación solar, también en la alimentación encontramos diferentes fuentes de vitamina D en altas concentraciones que serán absorbidas por el tracto gastrointestinal, como por ejemplo en los pescados grasos como el salmón, el atún, la caballa, la sardina, en el aceite de hígado de bacalao, leche, zumo de naranja, yogur, margarina, cereales, huevos y queso.

—¿Qué quiere decir: “la piel tiene memoria”?

El daño solar a lo largo de la vida es acumulativo y comienza desde primer día que la persona se expone a las radiaciones sin la correspondiente protección. La expresión de “la piel tiene memoria” nos hace referencia a comprender que los daños que se van generando a nivel celular en las distintas capas de la piel permanecen. Durante las quemaduras solares en la juventud de una persona, estas células van empezando a cambiar y van acumulando daños hasta que empiezan a hacerse malignas. Normalmente suelen ser años más tarde dando como resultado un posible diagnostico de cáncer de piel conocido como melanoma.

Uno de los grandes errores es cree que cuando estamos morenos ya no tenemos que protegernos porque ya no nos quemamos… Debido al proceso acumulativo de la exposición solar, si es un error no aplicar protección cuando nos ponemos morenos. Debido a que esta pigmentación es una respuesta de defensa de nuestra piel a la exposición solar, sin embargo no hay que olvidar el daño celular ya puede estar en marcha y a lo largo del tiempo presentarse como alguna lesión maligna. Además del foto envejecimiento que se va produciendo en nuestra piel.

—También hay que ir con cuidado con los días nublados ¿No?

Si por supuesto, aunque estemos en época de invierno, siempre es recomendable antes de salir de casa la aplicación del protector solar.

—¿Hay alimentos que pueden servir de protector solar?

Si, todos los alimentos ricos en betacarotenos precursores de la vitamina A tienen un efecto antioxidante que nos ayuda a neutralizar los radicales libres producidos por los rayos ultravioleta, dichos alimentos se encuentran en algunas frutas y verduras como la zanahoria, calabaza, pimiento, boniato, espinaca, acelga, naranjas, ciruelas, nectarinas, entre otros.

—¿Qué hacemos sin nos quemamos?

Lo primero que debemos hacer antes una quemadura solar es evitar continuar con la exposición solar, el segundo paso es hidratarnos muy bien tanto vía oral con agua u otro tipo de bebidas con minerales, e hidratar muy bien la zona de piel con aloe vera. En caso de presentar ampollas, inflamación o edema lo más recomendable es acudir al centro médico más cercano.

Descargar Artículo en formato PDF

¡Agenda una cita!
Agenda una visita gratuita a nuestra clínica, o escríbenos aquí tu mensage de WhatsApp...