dieta disociada

Dieta disociada: qué es y cómo puede ayudarte

Cuando escuchamos nuevos consejos para perder peso, la mayoría de las veces tienen el aspecto de ideas brillantes, completamente nuevas e innovadoras y respaldadas por la ciencia. La dieta disociada es una de las estrategias más antiguas para perder peso, pero con el tiempo ha ido ganando bastantes adeptos y se ha convertido en una alternativa muy utilizada para intentar perder peso

La dieta disociada se basa en un principio de combinación de alimentos y es bastante fácil de seguir. Es por eso por lo que parece una buena opción cuando los kilos se han convertido en un problema para tu estado de ánimo o tu salud.

La dieta disociada fomenta la adquisición de mejores hábitos alimentarios. Estos a su vez promueven la pérdida de peso, por ejemplo comiendo alimentos más densos en nutrientes y basados en plantas, y evitando las calorías vacías. 

A diferencia de los consejos modernos para perder peso, que recomiendan que cada comida sea una combinación de carbohidratos, proteínas y grasas saludables, el plan disociado sugiere limitar cada comida o incluso un día entero a un solo grupo de alimentos.

En este artículo, te enseñaremos toda la información que necesitas saber acerca de la dieta disociada antes de implementarla en tu día a día. También descubrirás si se trata de una buena alternativa para tu pérdida de peso.

¿Para qué sirve la dieta disociada?

El concepto de la dieta disociada se basa en la suposición de que no son los alimentos que ingieres los que aumentan tu peso, sino que es la combinación de alimentos la causante de que engordes o pierdas grasa.

Según esta teoría, la combinación de alimentos de diferentes categorías en una sola comida conduce a una mayor conversión de los mismos en grasa. Esto se debe a que el sistema digestivo no será capaz de asimilar los diferentes grupos de alimentos de forma correcta. Es por eso por lo que los creadores de esta dieta recomiendan que se coman por separado para aumentar la velocidad de la pérdida de peso.

Existen varios estudios en los que se ha demostrado que el aparato digestivo del ser humano no puede asimilar las proteínas y los hidratos de carbono al mismo tiempo porque no puede alcanzar los niveles de alcalinidad y acidez necesarios para la digestión al mismo tiempo. Por ello la dieta disociada concluye que ingerir alimentos de dos grupos diferentes juntos perturba el sistema digestivo y aumenta la ganancia de peso.

Otros supuestos efectos de mezclar diferentes tipos de alimentos, por ejemplo, incluirían la permanencia de los residuos de carbohidratos no digeridos en los intestinos. Esto acabaría provocando la fermentación de los mismos y la formación de gases, de modo que resulta más fácil almacenar estos nutrientes como grasa en lugar de metabolizarlos.

Pautas de la dieta disociada

Según la dieta disociada, se deben establecer pautas en los alimentos de la siguiente manera:

  • Las frutas no combinan bien con otros grupos, por lo que debemos consumirlas por separado. Para obtener excelentes resultados, es mejor consumirlas como merienda a media mañana o por la tarde. Sin embargo, verduras y legumbres pueden comerse juntas.
  • Evita comer frutos secos con otros alimentos
  • No debes mezclar diferentes tipos de hidratos de carbono
  • Por otro lado, evita mezclar hidratos de carbono y grasas. Sin embargo, sí que puedes mezclar estas últimas con proteínas.

Por otro lado, es importante que en la dieta disociada te olvides del azúcar. Lo mismo ocurre con el alcohol y los refrescos, que no aportan nutrientes pero sí muchas calorías.

Básicamente, con la dieta disociada tienes tres categorías principales: las proteínas, los almidones y los elementos neutros. El objetivo principal es mantener los dos primeros grupos separados, mientras que los alimentos neutros pueden combinarse tanto con las proteínas como con los almidones.

¿Es efectiva la dieta disociada?

Según el criterio de muchos expertos, la dieta disociada es un plan de adelgazamiento perfecto para perder unos kilos de más sin pasar demasiada hambre y con un aporte suficiente de nutrientes al organismo. 

Al parecer la clave del éxito de esta dieta no se encuentra en la separación de los diferentes grupos de alimentos. Por el contrario, la principal razón de su eficacia radica en su bajo aporte calórico y en la prohibición de la ingesta de diferentes productos perjudiciales para el organismo. Este es el caso del azúcar o el alcohol.

Así, es posible perder peso con la dieta disociada, ya que reducirás tu consumo de calorías incentivado por el menú en el que se basa la dieta disociada. También perderás algo de agua de tus tejidos, por lo que al subirte en la báscula verás menos kilos de lo normal.

Al final, la clave de esta dieta es que hay un enfoque en los alimentos reales y con muchos nutrientes; además de un énfasis en el aumento de los alimentos de origen vegetal y la limitación de los productos animales y refinados. El aumento de la ingesta de alimentos de origen vegetal se correlaciona con una mayor ingesta de fibra, que puede mantenerte saciado y ayudar a la pérdida de peso.

Además, los alimentos de origen vegetal son naturalmente más bajos en calorías, por lo que puedes comer más alimentos a la vez que ingieres menos calorías. 

¿Durante cuánto tiempo se puede hacer esta dieta?

La dieta disociada se puede hacer durante un periodo de 7 a 10 días, durante el que se puede conseguir perder de 2 a 3 kilos. El plan de la dieta disociada no se puede mantener por un largo periodo de tiempo y tampoco se recomienda hacerlo. Además, es recomendable combinar la dieta disociada con algún tipo de ejercicio físico durante y después de este periodo.

Con la dieta disociada podrás comer hasta saciarte, pero combinando los alimentos de manera inteligente. No obstante, la elección de iniciar una dieta es una decisión personal que implica muchas consideraciones, como tus necesidades y preferencias dietéticas, tu relación actual con la comida, tus objetivos de salud y demás. 

Aún así, en muchas ocasiones las dietas no son suficientes para conseguir nuestros objetivos. Si crees que te podría venir bien un tratamiento no invasivo que te ayude a perder grasa y mejorar tu aspecto, échale un vistazo a nuestros tratamientos y solicita una consulta gratuita con nosotros.

¡Agenda una cita!
Agenda una visita gratuita a nuestra clínica, o escríbenos aquí tu mensage de WhatsApp...